29 de julio de 2015

RUTA PARA ENFRENTAR FRAUDE ELECTORAL EN CHIAPAS



Esta es una propuesta de ruta ciudadana para hacer frente al fraude electoral de las pasadas elecciones del 19 de julio de 2015 en el estado de Chiapas. Esta propuesta de ruta requiere de la conformación de un Frente para la Democracia en Chiapas, integrado por ciudadanía en general, organizaciones sociales y partidos políticos, quienes exigirán:

1. La anulación de los resultados de las elecciones del 19 de julio de 2015 (impugnar ante las instancias conducentes es inocente, pues el gobernador y el presidente de la república tienen controlados órganos electorales y poder judicial local y de la federación. Está bien impugnar, pero sólo para taparles el argumento de que no agotamos las instancias correspondientes).

2. La renuncia de todos los consejeros del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana del estado de Chiapas (IEPC, responsables del fraude en la elección de presidentes municipales y diputados locales) y de los consejeros locales del Instituto Nacional Electoral en Chiapas (responsables del fraude en la elección de diputados federales).

3. La integración de un nuevo consejo general del IEPC y de un consejo local del INE con miembros de la sociedad civil sin filiación partidista ni gubernamental, cuyos candidatos serán propuestos y votados por la Barra Nacional de Abogados y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
La declaración de ganadores de los nuevos consejeros electos ocurrirá antes de la fecha de inicio de los ayuntamientos entrantes y de la siguiente legislatura. Si por alguna razón esto no ocurriera antes de dicho plazo:
i) En el caso de las elecciones municipales, una junta ciudadana provisional con representantes de cada partido contendiente realizaría las funciones de la presidencia municipal.
ii) En el caso de los diputados, el Frente para la Democracia en Chiapas nombrará diputados provisionales provenientes de los partidos contendientes.

4. La limpieza de las elecciones, ratificación de ganadores y, en su caso, declaración de nuevos ganadores.

5. Que de no limpiarse la elección, renuncie el principal responsable político de este fraude: el gobernador del estado de Chiapas Manuel Velasco Coello.

27 de julio de 2015

CASTIGO SOCIAL A AUTORES DEL FRAUDE ELECTORAL EN CHIAPAS

Ante la ausencia de estado de derecho en México, al menos usemos el castigo social a los delincuentes. En México no existe la democracia; lo he escrito, lo he dicho y lo sostengo. Los órganos electorales están corrompidos; son manejados al antojo del gobierno. En tanto eso siga así, no ganará ningún candidato que los electores quieran; seguirán “ganando” quienes escoja el gobernante. Por ello, insisto en que hay una lucha previa a la partidista: la lucha por la democratización.

Los responsables de la perversión de las elecciones son, en primera instancia, el presidente de la república y los gobernadores, así como los consejeros electorales y los magistrados electorales federales y locales.

En el caso de Chiapas, los consejeros del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) han sido los autores de quizás el más insultante fraude electoral de la historia de Chiapas –dada la sociedad más despierta que hoy tenemos.

Aunque aún hay instancias para impugnar el proceso y la jornada electorales, esas instancias son igualmente dudosas y muy probablemente ratifiquen el fallo del IEPC.

Me pregunto, ¿cómo tienen cara estos consejeros electorales? Son tan desvergonzados que ya están contestando agresivamente a quienes les cuestionan. Esto es, encima de que son unos delincuentes, tienen el cinismo de querer hacernos creer que son personas dignas. No señor, esta gentuza no merece más nuestro respeto.

Por respetar delincuentes como estos hoy hemos llegado a donde estamos. Esto incluye al gobernador del estado de Chiapas, al séquito de delincuentes de su gabinete y a los consejeros electorales.
Ellos merecen nuestro total desprecio, rechazo y el aislamiento de la sociedad [1]; ellos no pueden haber delinquido, gozar de impunidad y encima de todo tener nuestro respeto. Que no tengan descanso, que no disfruten de las monedas malditas por las que entregaron a su pueblo, que en donde nos los encontremos reciban nuestras muestras de repudio.

Estos son los nombres de los consejeros del IEPC:
- María de Lourdes Morales Urbina
- Jesús Moscoso Loranca
- Lilly de María Chang Muñoa
- Jorge Manuel Morales Sánchez
- Carlos Enrique Domínguez Cordero
- Ivonne Miroslava Abarca Velázquez
- Margarita Esther López Morales
- María del Carmen Girón López



[1]  El castigo social puede consistir en: 1) si eres familiar o amigo de un delincuente como estos, retírale tu amistad y dile directamente por qué razón lo haces; 2) Si los llegas a conocer, desprecia su amistad y rechaza cualquier interacción con ellos (sin insultos ni malas palabras y menos con agresión alguna); 3) Si los ves en sitios públicos, hazles saber tu desaprobación a sus actos (igualmente, sin insultos ni malas palabras y nunca con agresión); 4) Si tienes que interactuar con ellos, que noten tu repudio y de preferencia que sepan las razones.

21 de julio de 2015

FRAUDE ELECTORAL EN CHIAPAS

De la jornada electoral del domingo 19 de julio en Chiapas quedan varias cosas clarísimas:

1. El gobernador del estado de Chiapas Manuel Velasco Coello y su Partido Verde cometieron todos los delitos electorales previstos en el COFIPE;
2. Los chiapanecos ya estamos hartos del gobernador Velasco y del Partido Verde;
3. En estos momentos el instituto estatal electoral de Chiapas ha dado por desaparecidas una enorme cantidad de actas electorales y están ajustando toda la documentación para perpetrar fraudes múltiples a la elección en los distritos donde la compra del voto no les alcanzó para ganar.

Podré diferir con los candidatos que la mayoría del Pueblo chiapaneco eligió pero finalmente es su decisión y hay que respetarla. En Tuxtla Gutiérrez está clarísimo el triunfo de Francisco Rojas y aún así el fraude está implementado.


Como ya lo he documentado suficientemente en diversos artículos, los órganos electorales de este país están corrompidos hasta el tuétano y sólo obedecen a gobernadores y al presidente. De ahí que la lucha legal sea insuficiente.

A este gobernadorcito sólo se le podrá frustrar su fraude en la medida que haya una condena de la sociedad mexicana en general tal que le haga peligrar sus aspiraciones a -Dios nos libre- Presidente de la República.


La batalla legal contra este fraude tendrá que darse con toda la técnica jurídica necesaria, pero para que surta efecto en este país sin estado de derecho, además deberá acompañarse de una ágil comunicación hacia la sociedad en todas partes del país. Este es sólo el primer paso; el siguiente paso será purgar los órganos electorales chiapanecos y someter a sus actuales consejeros a investigación y proceso legal.

Aún falta ver hasta dónde están dispuestos a llegar los candidatos agraviados con estos fraudes. En la elección pasada por la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez ganó Carlos Morales (PRD) pero impusieron por fraude electoral a Samuel Toledo (PRI). El gobierno del estado de Chiapas le ofreció a Carlos la Secretaría de Medio Ambiente a cambio de desistir y el perredista la aceptó.
Moraleja: No siempre sirve meter las manos al fuego por una clase política que en su casi totalidad está putrefacta y corrompida. Sin embargo, que esta lucha no sea por un candidato o por otro; que esta lucha sea por la democratización de Chiapas y de todo México.

17 de julio de 2015

URGE AMPLIAR RED DEL METRO DEL DF

        La red del metro de la Ciudad de México necesita al menos duplicarse para reducir la actual presión por transporte, así como al menos triplicarse para absorber el crecimiento poblacional de los próximos 15 años. Similar a como esta ciudad implementó el transporte subterráneo un siglo después de Londres y con un rezago de más de medio siglo respecto de otras ciudades con grados de desarrollo económico comparables a la nuestra, como Buenos Aires y Madrid, así ahora se ha estancado en la expansión de su red. 
 
        Contrario a la creencia popular de que la ciudad de México posee una enorme red del metro, esta red es muy pequeña si se le compara con las necesidades de trasporte de su población.

NUMERALIA: Comparativo internacional de la cobertura del metro de la Ciudad de México[1]

No. de habitantes por estación de metro
París 26 mil  
México 117 mil

No. de habitantes por km. de vías de metro
Madrid 18 mil 
México 100 mil

No. de estaciones de metro promedio por línea
Londres 23   
México 16

Usuarios como % de la población de la ciudad
Moscú 30%
México 10%

           A diferencia de las ciudades mencionadas en el recuadro, esta ciudad carece de una red de sistemas de trenes suburbanos como extensión de la red del metro que interconecte todo el sistema de transporte colectivo. Aunque han sido un acierto de los dos anteriores gobiernos de la Ciudad de México la construcción de la línea del tren suburbano Buenavista-Lechería, así como -con todo y sus escándalos- de la línea 12 del metro; sin embargo esas acciones son aún muy poco en comparación con las necesidades de transporte de esta ciudad. 
           
En vista del actual hacinamiento urbano de la Ciudad de México, el subsuelo debe aprovecharse como vía de comunicación. Ya entiendan por favor que ya no queda espacio superficial para construir más líneas de metrobús (ni de metro superficial ni elevado). Al quitar carriles a las avenidas para hecer carriles exclusivos de metrobús están estrangulando más el de por sí denso tránsito vehicular -talvez el Sr. Mancera ya no note esto porque parece que cierran las vialidades contiguas cuando lo trasladan por la ciudad

A quienes suelen objetar que la construcción de túneles es compleja por lo cavernoso, acuoso y sísimico de la zona, les contesto que entonces ¿cómo se construyeron  tantos kilómetros de metro subterráneo en los años 1960's y 1970's? ¿o es que alienígenas ancestrales descendieron a ayudarnos? No señor, no hay pretextos, y menos hoy en día que la tecnología está aún más desarrollada para hacer esas megaobras en menos tiempo y con mayores medidas de seguridad. Lo que hoy ha faltado es visión de Estado.
A diferencia de automotores a diesel y gasolina, la operación del metro por medio de energía eléctrica también produce muy pocas emisiones contaminantes dentro de la ciudad. Por su parte, en vista del inminente agotamiento de las reservas petroleras del país de la próxima década –agotamiento incluso más acelerado con la reciente reforma energética-,  el metro presenta la mejor alternativa en términos de disponibilidad energética de mediano y largo plazo.

Otra de las virtudes del metro es que, a diferencia de microbuses y gran parte de los autobuses, su propiedad y operación es de carácter público. Mientras las grandes ciudades del mundo han articulado una red única, gubernamental y centralizada de transporte público con el fin de regular óptimamente su operación, en las ciudades mexicanas gran parte del servicio –otrora también centralizado en el DF- se ha concesionado a particulares, lo cual no cesa de dificultar a la autoridad el resolver casi cualquier ineficiencia del transporte público; no así el metro. 

Gran parte de la conflictiva cotidiana de esta ciudad se debe a la tensión de conducir un vehículo, misma que representa no sólo un desperdicio enorme de energía humana y fósil, sino que es también fuente de una serie de padecimientos neurológicos y de bajo rendimiento laboral. Todo esto en conjunto, lamentablemente, conduce a la actual baja calidad de vida y estancada productividad económica en que se encuentra la ciudad.

Acá habría que preguntarle al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México si quiere pasar a la historia del Distrito Federal no sólo como el jefe de gobierno que no construyó una sola megaobra, sino, además, como el que se limitó a boicotear la línea 12 del metro con tal de deshacerse de su rival Marcelo aunque la ciudadanía tenga que pagar por ello.

[1] Estimaciones propias con base en el comparativo mundial de redes de metro del World Metro List (2008) y de datos poblacionales de las principales zonas metropolitanas del mundo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), World Urbanization Prospects (2004).

10 de julio de 2015

¿CÓMO TE ATREVES A CUESTIONAR A JACOBO?

Como casi todos los viernes, el pasado viernes 3 de julio me reuní en un bar de Polanco con un grupo de amigos. Uno de los más recientes de ese grupo me reclamó por mi reciente artículo sobre Jacobo Zabludovsky. Me dijo que cómo me atrevía a cuestionar a Jacobo, -en sus palabras- el mejor periodista que ha tenido México, que estoy equivocado y que estaba muy extrañado de mi opinión pues me considera de un nivel muy alto etc. blablabla.

Le contesté, entre otras cosas, que Jacobo no me pareció nunca un gran periodista (es fácil parecer muy gallo cuando a tu competencia la amarran y amordazan); tampoco ganó nunca un premio Pulitzer ni ningún otro reconocimiento no comprado. 

Para alabos fabricados a Jacobo ya fue suficiente la ola de homenajes que día y noche los medios nacionales le hicieron el día de su muerte, casi beatificaciones al señor por parte de esos medios que realmente llegan a cerca de 100 millones de mexicanos ¿No les basta con eso? ¿Aparte quieren que yo me calle aún cuando mi alcance es tan modesto que sólo asciende a 42 mil seguidores en Twitter y 4 mil en Facebook? ¿Qué es mi modesto impacto comparado con el de ellos? 

Mi amigo me pidió además que deje de criticar al gobierno y a los partidos; aprovechó para decirme que de la matanza del 68 en Tlateloco la culpa la tenían los estudiantes por revoltosos y que ganado se lo tenían por desafiar al gobierno. Realmente uno nunca termina de conocer a las personas y definitivamente cada cabeza es un mundo. Mi amistad con él ya no tiene sentido. 

Cualquiera que justifique el asesinato de gente inocente no merece mi amistad ni mi más mínima consideración. Si alguien más de mis amigos coincide con él en su justificación de la matanza de Tlateloco y de que no debería cuestionar al actual gobierno, es mejor que él mismo (o ella) me descarte como amigo y que por favor no me vuelva a buscar; no quiero volver a reaccionar como tuve que hacerlo con este otro amigo. No me importa quedarme con menos amigos, sólo quiero cerca a las personas correctas.

2 de julio de 2015

JACOBO

Hoy falleció Jacobo Zabludovsky, quien en vida pasó de ser mensajero del régimen por décadas a crítico del sistema luego de que los excluyeron de Televisa a él y a su hijo Abraham (a él al quitarle la titularidad del noticiero estrella del país 24 Horas, y a su hijo por no dejarlo como su sucesor).

Cuando fue la matanza de Tlatelolco, Jacobo se limitó a reportar "hoy hizo un día soleado en la Ciudad de México". Implacable defensor del sionismo y de la cruzada de los EUA en Medio Oriente. Encubridor de múltiples fraudes electorales, inquisidor de los opositores al PRI y de quien señalara un crimen de Estado o investigara la sistemática desaparición de críticos del sistema durante los peores años de la guerra sucia.

Se actúa en su momento, lo imperdonable no tiene redención (y aquí me detengo a reflexionar sobre Manuel Barttlet). El "criticismo" de Jacobo (posterior a que no prosperó su chantaje a los Azcárraga) no era genuino, era simple resentimiento. Talvez ni buscaba redención, sólo desquite.

Además, Jacobo era un "apasionado de los toros". Por donde se le vea, es difícil encontrarle algo bueno a este hombre; fue nocivo por donde se le quiera ver. Él ya se fue, pero aún quedan muchos como él. Creo que Jacobo no merece el perdón en el mundo de los hombres, que Dios lo perdone y QEPD.

12 de junio de 2015

FRAUDE AL VOTO NULO: ¿NUEVA MODALIDAD DE FRAUDE ELECTORAL?

El fraude electoral gubernamental es un recurso ocupado ininterrumpidamente desde el Porfiriato en México. Este había consistido siempre en alterar resultados entre candidatos: quitándole votos a los candidatos no deseados por el gobierno y fabricando una votación en favor de sus candidatos (así como intervenir en las elecciones internas de los partidos para obtener candidatos a modo en todos los partidos).

En las pasadas elecciones del 7 de junio de 2015, el gobierno mexicano, a través de su control del Instituto Nacional Electoral (INE), parece haber introducido una innovación a su sistema electoral al haber creado una nueva variante de fraude: el fraude al voto nulo.

La casa encuestadora Parametría había estimado el porcentaje de electores que pensaban anular su voto en 11% [1]. Adicionalmente, el voto nulo histórico (esto es, el promedio de votos anulados de la últimas décadas) se ubica en el 3% [2]. Por ello, el voto nulo para las pasadas elecciones debió situarse al rededor de entre el 11% y el 14%. Sin embargo, el INE nos reporta hoy que el voto nulo de esta elección fue menor al 5% (4.77%).


Parece que alguien no quiere que se sepa que millones de mexicanos ya no creemos en las elecciones debido al control del gobierno de estas así como que tampoco queremos a ninguno de los candidatos "palomeados" por gobernadores y el presidente de la república. 

Si me equivoco, pido entonces nos permitan a una comisión de ciudadanos intervenir los registros del INE y hacer una auditoría con actas y boletas. Yo sé que no están dispuestos a destapar semejante cloaca. Aunque saben que esa sería la única forma de librarse de la duda razonable que ha surgido entre la mayoría de nosotros los ciudadanos mexicanos, no están dispuestos a hacerlo jamás porque hay muchos implicados: desde partidos, gobiernos, hasta empresarios y un rector universitario. Lo que corresponde en un país civilizado es entonces:

1. Exigir la anulación de la elección.
2. Disolver los órganos electorales del país: INE, TRIFE y sus contrapartes en las entidades federativas.
3. Constituir nuevos órganos electorales ciudadanos, independientes e imparciales.
4. Destituir dirigencias de los partidos y convocar a la militancia a nuevas elecciones internas para elegir dirigencia con reglas democráticas y transparentes con la vigilancia de los nuevos órganos electorales.
5. Convocar a nuevas elecciones en las que se elija todo en el país, pues data de al menos el 2003 el mismo equipo amafiado de funcionarios de los órganos electorales. Así, corresponde elegir nuevo presidente de la república, senadores, diputados federales y locales, gobernadores, jefe de gobierno del Distrito Federal y presidentes municipales.

Los que alteraron el conteo de los votos nulos saben que en el fondo eso pensamos la mayoría de quienes anulamos y de ahí provino su necesidad de minimizar su contabilidad oficial.

_______________
Notas
[1] Parametría (2015). Voto Nulo en México. Carta Paramétrica. Mayo de 2015. http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4763 
[2] Flores, Imer B. (2012). El problema del voto nulo y del voto en blanco a propósito del derecho a votar y del movimiento anulacionista. Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, p. 162. México, DF. http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/6/2967/14.pdf

RAZONES PARA DISOLVER EL INE (y todos los órganos electorales mexicanos)


Se tienen que ir los actuales titulares de los órganos electorales de México: consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), de institutos estatales electorales (IEE's), magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE) y de los tribunales estatales electorales (TEE's) porque:

1. Le obedecen a gobiernos y partidos*, no al electorado, traicionándonos con ello a los electores y a nuestro deseo de ser una democracia.
 

2. Se negaron a quitarle el registro al Partido Verde a pesar de la reiterada violación a la legislación electoral.
 

3. Son continuidad de los funcionarios que colaboraron en los fraudes electorales de 2012 y 2006.
 

4. Se coordinaron con la policía federal y el ejército para violar derechos humanos de opositores a los comicios en diversas zonas del país en las pasadas elecciones del 7 de junio. Ello incluyó asesinato, golpizas brutales y torturas.
 

5. El conteo de votos del PREP de la elección del 7 de junio se lo entregaron a un grupo de priistas, que bajo el argumento de ser de la UNAM (el rector Narro es priista fiel), están manipulando los resultados al antojo del gobierno.
 

6. Existe un probado desprecio de estos funcionarios hacia la ciudadanía mexicana, hacia sus pueblos originarios y hacia la Constitución.

Aunque la razón del punto 1 basta para exigir que se vayan, ¿alguien más tiene otra razón? 

El siguiente paso es crear un nuevo instituto electoral independiente (de gobiernos, partidos y de cualquier entidad distinta del electorado), con integrantes ciudadanos (sin pertenencia a gobiernos ni partidos) y que sí brinde certidumbre, legalidad e imparcialidad.

* Yo no veo a ningún partido impulsando esto, y no lo harán porque tienen un pacto de impunidad y de reparto del poder, del que forman parte incluso los partidos aparentemente del Pueblo. Nuevamente, estamos solos ante un Estado corrompido.

9 de junio de 2015

AL OTRO DÍA DE LAS ELECCIONES DEL 7 DE JUNIO DE 2015

Por: Sergio O. Saldaña Zorrilla

Aún con el voto duro y la compra de votos, no me cuadra que el PRI haya obtenido 30% de la votación nacional; no me cuadra que los partidos manejados por presidencia de la república (PRI+PVEM+PANAL+PES+PH) sumen prácticamente la mitad de la votación nacional. No me cuadra si consideramos que -según encuestas- más del 80% de los mexicanos desaprueban a EPN y las reformas estructurales. Aquí hay más que lo que se vió: repartieron de todo estos partidos, pero aún así los resultados van más allá de eso. INE y TRIFE están y seguirán trabajando duro estos días para preparar resoluciones y sentencias para imponer una impunidad legaloide a fin de justificar lo que del acuerdo gobierno-partidos surja.

Hace rato leí un comentario de una persona que defiende ese tipo de acuerdos (su argumento es haber participado en las 2 campañas presidenciales panistas); su ignorancia de Teoría del Estado y Derecho Constitucional le ha llevado a creer que es natural e incluso buena para todos nosotros esta dictadura pactada que de facto mantienen estos partidos.

Acá debemos detenernos a corregir a los viejos retrógradas (y jóvenes retrógradas, que también los hay) que crecieron con conceptos retorcidos sobre la política y que hoy nos quieren dar clases y enseñarnos que esta dictadura se debe aceptar, que ellos con su experiencia han llegado a comprenderla y aceptarla. Pues no. Que la acepten sus miserables mentes; esas mentes que han sido domadas por la Indefensión Aprendida (ver video al final) que hoy les ha hecho renunciar a aspirar a levantar la cara con dignidad. Quienes no pertenecemos a esa clase, no aceptamos y menos justificamos esta realidad. Nuestra lucha es por la democratización de este país.

Yo anulé mi voto como consistentemente expliqué en artículos, videos, twitts y en persona en distintos foros. No pienso regresar a ese debate, menos seguir justificándome, es mi derecho. La señal ya está dada. El 5% de votos nulos que 'nos dice el INE' que hubieron, pero principalmente las abrumadoras fotos de votos anulados que ya circulan por todos lados con las más variadas leyendas, mandan el mensaje de que no confiamos en esta dictadura perfecta, farsa democrática, democracia dirigida (por rateros y criminales) y demás conceptos que tenemos de esto que nos gobierna en México (y a quien me jure que su partido y su Führer son santos y puros y que ellos tienen una mega estrategia para ir avanzando y que en 2018 ganarán las presidenciales, perdón pero ya no tengo más peras y manzanas para explicarles que el INE viene manipulado desde Los Pinos).

Les dije que antes del 7 de junio estaríamos divididos y que a partir del día siguiente vendría la reunificación de movimientos sociales; eso mismo está sucediendo. Hoy varias personas que se sintieron defraudadas con estas elecciones (militantes y candidatos) se acercaron a darnos la razón y a sumarse al Frente Refundación que estamos integrando y del que muy pronto sabrán con precisión nuestras propuestas (en especial las Células Ciudadanas). Muchos militantes de distintos partidos nos están dando la razón de que tenemos que dar la lucha por la democratización de México antes que salir en falso en campañas sin sentido.

En este momento hay una crisis de credibilidad del gobierno, su población lo tiene bajo acusación de asesino y corrupto; los órganos electorales del país (que jamás debieron ser estructura gubernamental) también se han ganado a pulso nuestra desconfianza y desprecio. Es evidente su sistemático engaño a los ciudadanos. 

De estas elecciones mínimamente debe lograrse:

1. La renuncia de consejeros del INE y magistrados del TRIFE, así como de consejeros y magistrados de los institutos electorales de los estados y del DF;
 
2. Crear INE y TRIFE que no pertenezcan ni al gobierno ni a partidos (autónomos) integrados por ciudadanos independientes (de gobierno y de partidos) con una impecable trayectoria en la materia y con probidad moral;
 
3. Depurar de corrupción las dirigencias de los partidos políticos.
(Los grandes ganadores de estas medidas serán los ciudadanos y los militantes auténticos de los partidos, a quienes sus dirigencias suelen relegar de candidaturas por no disponer de millones de pesos o por no gozar del 'cariño' del gobernante)

Finalmente, les comparto un video que proporciona una posible explicación del porqué muchos se niegan a luchar por su Libertad (y en este caso, por la Democracia y la Justicia), me lo compartió una vez Omar García, un buen amigo estudiante de la Escuela Normal Rural 'Isidro Burgos' de Ayotzinapa: 


 Un abrazo a todos.

3 de junio de 2015

MI CONTESTACIÓN A EMBAJADOR MEXICANO SOBRE "LOGROS" EN DERECHOS HUMANOS

"Gobierno cómplice de criminales", "El gobierno mexicano debe renunciar", "Yo sí me sentiría un criminal si (como Ud embajador) apoyara la versión oficial (de las desapariciones en México)"... Nuestras respuestas al embajador de México en Austria luego de presumir ante extranjeros los "avances" del gobierno mexicano en materia de ‪#‎DerechosHumanos‬ en ‪#‎México‬ y caso ‪#‎Ayotzinapa‬. Academia Diplomática de Viena, Austria, 27 de mayo de 2015.






1 de junio de 2015

LA ACEPTACIÓN DE LA VERDAD

La verdad, como la libertad, no la aceptan todos. Revelar una farsa genera dos resistencias: la del inocente y la del culpable. Es como revelar que Santa Claus no existe: hay niños que se enfadan negándolo mientras que si se hiciera público los empresarios navideños no estarían tan contentos. Lo mismo pasa con la farsa democrática. A veces creo que muchos no están preparados para conocer la verdad. Hay quienes la niegan sólo por el rubor que les produce internamente el reconocer que han adorado un ídolo de barro. Antes que reconocer que se han equivocado, prefieren defender la farsa, la mentira, la creencia. Tenemos que madurar como sociedad. La búsqueda -y aceptación- de la verdad es parte del proceso de maduración social. En esa búsqueda podemos equivocarnos, pero nunca permitirnos dejar de buscarla.


8 de mayo de 2015

LA FARSA DEMOCRÁTICA EN MÉXICO

(Reproducido en mi columna de la Revista Forbes México del 12 de mayo de 2015)

Por: Sergio O. Saldaña Zorrilla*


Prefacio
La decisión  de publicar este artículo no me fue fácil. Tengo una relación cordial con muchos actores involucrados a quienes quizás no les agrade la dureza de mi argumentación. Sin embargo, si la civilización en México ha de subsistir, debemos romper con la sistemática tolerancia a la violación de los preceptos democráticos de la que, pasiva o activamente, son cómplices quienes no llaman a las cosas por su nombre. Si nos mostramos blandos en la crítica hoy que el Estado mexicano se cae en pedazos, mañana recaerá sobre nosotros la responsabilidad histórica de no haber diseñado una ruta para refundarlo. No diseñar un nuevo orden implica necesariamente la repetición de la historia; y en nuestro caso, de una muy trágica historia.

Me parece que el resultado de las elecciones del 7 de junio de 2015 será resultado de acuerdos entre los partidos políticos y el gobierno federal. Los partidos podrían ocupar un número de cargos sin corresponder necesariamente al número de votos que obtengan en las urnas. Una vez electos, los diputados de cada partido simularán en tribuna defender con su discurso a uno u otro ideal pero finalmente las votaciones en el congreso seguirán yendo en la dirección que la presidencia de la república señale. En ese caso, el sistema político mexicano seguirá representando una farsa democrática. Ante ello, la anulación del voto en las próximas elecciones me parece una repuesta eficaz. Mis argumentos y fundamentos a continuación.

La falta de independencia de partidos y órganos electorales

Es muy probable que las próximas elecciones sean un fraude porque existe abundante evidencia de que las dirigencias de los partidos políticos y los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE, antes IFE) fueron decididos desde Los Pinos. Esta vez no será un fraude a algún partido político e, indirectamente, al Pueblo; esta vez será directamente al Pueblo. La intervención de la presidencia de la república en la elección del presidente del Partido Acción Nacional (PAN) está bastante documentada[1]; lo mismo con la del Partido de la Revolución Democrática (PRD) [2]; en el caso del Partido Revolucionario Institucional (PRI)… quizás salga sobrando documentar al respecto. Entonces, si las dirigencias de los partidos le deben el cargo al presidente, no es difícil advertir que estos partidos no tienen independencia para decidir a sus candidatos; es muy factible, entonces, que los candidatos de los partidos sean sólo aquellos autorizados por la Presidencia de la República.

A su vez, las dirigencias de estos partidos son las que han ido decidiendo a los consejeros del INE, pactando entre ellos cuotas de cada partido al interior del Consejo General del INE[3]. Así, el INE tampoco es independiente, sino dependiente de las dirigencias de los partidos políticos, las cuales a su vez tienen una deuda con el presidente de la república. Lo mismo ha sucedido con los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF, o TRIFE) y de los tribunales electorales locales[4], los cuales son los encargados de resolver las controversias legales en los procesos electorales.

Entonces, tanto los candidatos, como los árbitros (INE) como los jueces (TRIFE) de la elección son decididos por la presidencia de la república. Así, mientras la selección de candidatos al interior de los partidos no es objetiva, ni imparcial, ni independiente debido a que las dirigencias de, al menos, los tres grandes partidos provienen de Los Pinos, igualmente, cualquier controversia o impugnación sobre el proceso y la jornada electoral tampoco tiene garantizada la objetividad ni mucho menos la imparcialidad de estos órganos electorales por provenir sus consejeros y magistrados igualmente de Los Pinos[5]. Lo anterior no quiere decir que todas las decisiones del INE y del TRIFE vayan necesariamente en beneficio del partido en el poder; hace tiempo que los fallos favorables se negocian entre los partidos y el ejecutivo federal (y no de acuerdo a la ley ni a la voluntad popular, como debe ser en un sistema democrático). La falsa sensación fabricada para el ciudadano sobre un reparto del poder entre partidos electos por el Pueblo es la esencia de la farsa democrática actual en México, pues el poder público se reparte sólo a voluntad de la presidencia de la república y no del Pueblo.

Así, se han encendido dos señales de alarma de la lucha por la democratización en México: 1) Al ser decididas desde la presidencia de la república las dirigencias de los partidos mayoritarios, estos partidos no representan a la mayoría del Pueblo, por lo que no existe la representatividad democrática en México; 2) La existencia de un pacto no escrito entre los partidos mencionados en el que, de facto, se le permite el uso del poder a una sola persona (al presidente de la república) para controlar el resultado de las elecciones, son síntomas de la instauración de una dictadura. Fundamentemos lo anterior, pues alguien con razón aparente podrá objetar que una dictadura es algo mucho peor (como aquel que dijo que los sucesos de Iguala del 26 de septiembre de 2014 no son un crimen de Estado, que “crimen de Estado es algo mucho más grave”[6]). Así define Ignacio Molina (2007[7]) la dictadura:



“Dictadura es una forma de gobierno en la cual el poder se concentra en torno a la figura de un solo individuo o élite, generalmente a través de la consolidación de un gobierno de facto, que se caracteriza por una ausencia de división de poderes, una propensión a ejercitar arbitrariamente el mando en beneficio de la minoría que la apoya, la independencia del gobierno respecto a la presencia o no de consentimiento por parte de cualquiera de los gobernados, y la imposibilidad de que a través de un procedimiento institucionalizado la oposición llegue al poder”.



Opositores farsantes

Esta farsa democrática tiene muchos cómplices. La base de esta farsa son los políticos a modo del presidente, los cuales, sin el más mínimo respeto por la democracia, aprueban sin leer todo lo que el presidente envía al congreso; este bloque es evidente y está integrado por los legisladores del PRI, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del Partido Nueva Alianza (PANAL). El resto de la farsa la constituye el bloque de legisladores del PAN y del PRD, quienes, bajo pretextos siempre inverosímiles, alternadamente se unen al bloque de los legisladores del presidente para aprobarle todo también. Los legisladores aparentemente en contra –incluyendo a los de partidos pequeños- toman la palabra para contradecir las iniciativas presidenciales; su discurso en tribuna pronto parece convertirse en un predicar en el desierto en una alegada defensa de las mayorías de este país en medio de un huracán de legisladores abiertamente serviles al presidente que terminan por ganarles cada ronda de votación. 

Pero, ¿por qué las figuras de oposición no salen a la opinión pública a denunciar esto? ¿No brillarían más si empujaran una verdadera democratización y denunciaran esta farsa convocándonos a todo el Pueblo a exigir juntos la democratización por medio de una movilización histórica? Después de todo, sus partidos disponen de una estructura territorial para movilizarnos si ellos quisieran. Ello sería la prueba irrefutable de que no son unos farsantes y de que en verdad son nuestros representantes. Sin embargo, no lo hacen porque les conviene, no los dejan o simplemente porque se conforman con interpretar el papel de víctimas del parlamentarismo en esta farsa, que no es más que una obra de teatro.

Para esta obra, ellos luchan entre sí –por medio de las elecciones- para quedarse con el papel de parlamentario opositor; para interpretar el papel del que se desgañita en tribuna defendiendo al pobre Pueblo del infame tirano; tirano al que reiteradamente expresan su coraje para ganar credibilidad. Que ese papel lo interpreten ellos y no otros en nada cambiará nuestras vidas ni la de la Nación. Eso solamente es relevante en la vida personal de ellos, que acrecentarán su fama personal. Las elecciones internas para esas candidaturas de oposición parecen cumplir más bien la función de casting de selección de actores. El guión ya está escrito; sólo tienen que competir entre ellos. Una vez electos, ellos no pueden modificar sus líneas de los diálogos de la obra –sólo el estilo personal. 

Así, las figuras de oposición hacen las veces de válvulas de escape de la presión social, a través de las cuales se calma el ansia popular, pues nos hacen sentir que alguien ya llevó nuestra voz a las más altas tribunas de la Nación. Luego del fracaso al proponer una iniciativa popular, en entrevistas nos dicen: “lo intentamos, soy un convencido de que la próxima vez sí lo logremos”, invitándonos siempre a seguir apoyándolos votando por ellos. Puedo comprender las motivaciones de estas figuras de oposición; para ellos esto es una carrera profesional, con prestigio, privilegios y cuya remuneración suele ser tan buena como la de un parlamentario del partido oficial –o incluso mayor, dependiendo de su papel relativo al interior del grupo parlamentario a que pertenezcan. Todos, con diferentes papeles y vestuarios: actores de la misma farsa.

El caso del Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) es el mismo. Aunque este partido dará la lucha, sólo le reconocerán algunas posiciones; las suficientes para que el Pueblo crea que alguien lleva su voz a tribuna, pero menos de las necesarias para que se aprueben sus iniciativas populares. Si las elecciones se definirán nuevamente en Los Pinos y Gobernación, me queda la impresión de que a MORENA se le ha invitado a un fraude electoral en forma de Pacto de Caballeros; me queda la impresión de que MORENA aceptó esa invitación y que, aunque van a presionar muy fuerte para que les reconozcan sus triunfos (como lo hacía la oposición –de izquierda y de derecha- de los años setenta en una mezcla de heroísmo y mendicidad), al final se tendrán que conformar.

Los seguidores de MORENA me parecen el elemento más vulnerable de esta farsa porque los avances de su partido este 2015 les darán falsas esperanzas. En el 2018 nuevamente no los dejarán pasar a la presidencia, luego de lo cual sus líderes volverán a invitar a sus seguidores a desfogarse en marchas y plantones y, un mes después, refunfuñando todos, les pedirán continuar con sus vidas. Sus líderes, no obstante, habrán arrebatado a otros partidos los papeles estelares de líderes del pueblo en el congreso.

Anulación del voto

Así las cosas, en las elecciones del 7 de junio próximo ¿debemos votar, abstenernos, anular el voto, boicotear las elecciones o qué hacer? Para efectos legales, ni la abstención, ni la anulación del voto ni el boicot electoral tienen posibilidades reales de anular la elección[8]. Partidos y gobierno ya se aseguraron que la legislación electoral posibilite que las elecciones sean válidas así sea con un solo voto (además de que ellos controlan el TRIFE[9]).

Para efectos morales, en cambio, la abstención, anulación y boicot sí serán cachetadas con guante blanco al sistema político mexicano actual. Su impacto sería indirecto. Una cachetada con guante blanco surte efecto directo sólo cuando quien la recibe tiene un mínimo de moral –y por tanto de vergüenza- y reacciona ante ello corrigiendo su actuar. Sin embargo, el gobierno y sus partidos carecen de moral y de vergüenza, por lo que la medida no tendrá gran impacto directamente en ellos. 

El impacto de estas acciones provendrá de su eco al interior de cada hogar en el país así como por su alcance internacional. El mensaje de deslegitimación será difundido entre nosotros a todos los mexicanos así como por todos los medios a todo el mundo. Esto fortalecerá la unidad de la sociedad mexicana para exigir con más fuerza la democratización del país. A través de nuestros relatos, estas acciones se traducirán en millones de mensajes a nuestros familiares, vecinos, amigos, redes sociales y por múltiples declaraciones a medios nacionales y extranjeros.

Entre las acciones mencionadas, creo que la mejor es anular el voto. El voto se anula al: i) Escribir un mensaje en la papeleta; ii) Marcar en la papeleta a más de un candidato, o; iii) Depositar en blanco la papeleta en la urna. Ello, además de ser perfectamente legal, será un mensaje pacífico y claro. En contraparte, abstenernos de votar sólo alimentaría el argumento de que nos quedamos viendo el futbol; mientras que boicotear las elecciones –ya sea pacífica o violentamente- abre la puerta a caer en provocaciones del propio gobierno y sus partidos (no necesitamos más mártires en México; los 120 mil de los últimos diez años ya son suficientes).

Existe un no-estructurado pero generalizado repudio de la sociedad mexicana a esta farsa democrática. Este repudio se ha ido manifestando por etapas: la primera fue (y es) la “Acción Global por Ayotzinapa”; la segunda el “Aristegui se queda”; y la tercera son estas elecciones. Mientras el guión de esta farsa está muy claro, el nuestro no está escrito; en ello radica nuestra ventaja.








* Doctor en Ciencias Económicas y Sociales por la Universidad de Economía de Viena (WU-Wien), en Austria, ex-funcionario de la ONU (CEPAL) y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del CONACYT. Twitter: @SergioSaldanaZ

[1] “El PAN ya no es oposición; ‘Peña sí cumple’, Madero”. Documental. Revista Proceso. 11 de mayo de 2013. http://www.proceso.com.mx/?p=341740
“PAN cogobierna con Peña Nieto”, entrevista de El Universal a Gustavo Madero del 21 de abril de 2014: http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2014/entrevista-el-pan-cogobierna-con-penia-nieto-como-nunca-madero-1004845.html
[2] La campaña de Carlos Navarrete a la presidencia del PRD fue apoyada por Ángel Aguirre:  http://m.eluniversal.com.mx/notas/columnistas/2014/10/109432.html; y Ángel Aguirre, a su vez, apoyó la campaña de Peña Nieto: http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/el-perredista-que-apoyo-a-pena-nieto.html
[3] “El INE, en crisis por intervención de partidos en elección de Consejeros”. Reportaje de El Universal del 31 de marzo del 2015: http://www.redpolitica.mx/elecciones-2015/ine-en-crisis-por-intervencion-de-partidos-en-eleccion-de-consejeros
“Elección de consejeros del INE tuvo el respaldo de partidos”. Azteca Noticias, 23 de febrero del 2015: http://www.aztecanoticias.com.mx/notas/mexico/213765/eleccion-de-consejeros-del-ine-tuvo-el-respaldo-de-partidos
“Expertos: cuotas de partidos tienen al INE en crisis”. Reportaje de El Universal del 25 de febrero del 2015: http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2015/expertos-cuotas-de-partidos-tienen-al-ine-en-crisis-1079903.html
[4] Los magistrados del TRIFE son elegidos por el Senado por medio de ternas propuestas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) (y a su vez, los ministros de la SCJN son propuestos a votación del Senado por ternas propuestas por el presidente de la república). Al respecto de la elección de magistrados del TRIFE, véase la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, Art. 198: http://info4.juridicas.unam.mx/juslab/leylab/171/200.htm
Respecto de la elección de los magistrados locales, consúltese la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, Art. 108: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5345952&fecha=23/05/2014   
[5] Aquí podrán objetar muchos, en especial los magistrados del TRIFE, que ellos son gente de carrera, que estudian y se preparan mucho día con día. Tienen razón; Eso yo no lo podría objetar en la mayoría de los casos. El elemento que, en contraparte ellos no me podrán objetar, es que al ser ellos postura de alguien dejan de ser independientes en sus fallos: su conciencia ya no es libre.
[6] Al respecto, véase mi respuesta al ex-procurador Murillo Karam al respecto: http://www.losangelespress.org/senor-procurador-iguala-si-es-el-estado-mexicano/
[7] Molina, Ignacio (2007). Conceptos fundamentales de Ciencia Política. Alianza Editorial. ISBN 84-206-8653-0.
[8] Véase el art. 75, incisos a), b), c), d), e), f), g), h), i), j) de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral (LGSMIME), los cuales describen todas las causales específicas de nulidad de la votación recibida en casilla, mismas que no contemplan ni la anulación del voto ni la abstención electoral. Si bien el art. 77 de la misma LGSMIME considera que la no instalación de al menos 20% de las casillas en un distrito electoral federal es causal de nulidad de la elección del diputado del distrito correspondiente, impedir que se instalen esas casillas conlleva un alto riesgo de tensión o incluso violencia innecesaria. Innecesaria porque, aun si con ello se lograra anular la elección en algún distrito, puede hacerse efectiva la Tesis LXXII/98 del TEPJF, la cual contempla la expedición de convocatoria para organizar una nueva elección en ese distrito –y así, tantas veces como sea necesario hasta elegir diputado.
http://www.te.gob.mx/ccje/Archivos/presentaciones_capacitacion/sistema_nulidades.pdf

[9] Si bien la Tesis X/2001 y Sentencia SUP-JRC-165/2008 del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación contempla la invalidez de una elección por violación a principios constitucionales (como la falta de independencia de la autoridad electoral, aquí demostrada), ello queda sujeto a interpretación de la Sala Superior del TEPJF; y ya expliqué a quién se deben sus magistrados. Insisto, el laberinto no es sólo legal, también es político.


VIDEO "La Farsa Democrática"